13 abr. 2010

Negra Linda

Las flores de los chivatos
Derramaron sus colores
Y ya se enciende en tu cuerpo
La llama de los amores
Y vibran en tus caderas
Como si fueran tambores.

¡Ay! negra, mi negra linda
No dejes que yo me muera
Estoy sangrando de amores
Al ritmo de tus caderas

Las penas, mi negra linda,
Se curan con los tambores
Bailando toda la noche
Se acabarán los dolores

La luna te está buscando
Con luces de mil faroles
Para decirte que te amo
Y que por mi, ya no llores

A Un Amigo...

Sentados en un banco de la costanera
Mateábamos juntos mirando hacia el río
Mientras una canoa
Cortaba el reflejo
De la luna en el agua
Remando y remando...

¡Qué luna esa luna!
¡Luna misionera!
Cargada de sueños
Nos hizo volar
Por mares lejanos
Como las aves
Que cruzan el mar

Mi amigo se fue
Llevó su canto cargado de miel
Llevó los recuerdos de nuestra niñez
Y hoy, te pido que vuelvas un día cualquiera
Antes que el tiempo nos lleve a los dos

Por que aquella luna, el banco y yo
Te esperamos siempre
Para soñar

Un Canto De Alegría

La luna
Ingresó a tu cuarto
Rompiendo los cristales
De tu ventana.
Sólo por mirarla
Me dijo la luna
Porque era
Tan bella como ninguna.

Los astros,
Bajaron del cielo
Para mirarla
Cuando dormía.
Y yo con mi serenata
En esta noche de luna,
Le dije que era mi estrella
Con brillo en mi corazón.

¡Suena mi guitarra, suena!...
Quiero cantar con el alma
Hasta que mi voz se pierda
Detrás de las estrellas
Antes que salga el sol.

¡Suena mi guitarra suena!
Con sonidos de amor
Mi canto no tiene tristeza
Auque el mundo gire
Con tanto dolor...

Otoño

Te ví llegar
Entre las hojas
Que volteó el otoño
Y otras que cayeron
Anunciando tu llegada...

Este viento musiquero
Hace sonar las cuerdas,
Y tu no te pierdas
Entre las hojas dormidas.
Tu alma dolorida
Se oxidará de pena
Y no podrás danzar
Con la golondrinas.

Yo se que no hay flores
Que alegren tu corazón.
Las manos,
Están tendidas
Para llenarte de gracias
Con luz divina.

Prepara tu jardín
Con rosas y magnolias
Porque tu corazón
Se vestirá de gloria.

Tus Ojos Me Matan

Tus ojos,
Son dos palomas
Llena de paz y ternura,
Guardan la frescura
De la brisa del mar.

Cuando en silencio me miras,
Surgen olas de fuegos
De tu rostro moreno.
Tu pelo al viento,
Agitan mi sangre
Como olas rebeldes
En medio del mar.

Yo me quiero quedar
Amarrado a tu cintura,
Para mirarte a los ojos
Y llenarme de ternura.

No cierres los ojos
¡Aún cuando duerma!...
Mis ojos también
Te quieren mirar...

4 abr. 2010

Tus Palabras

Sólo tus palabras
Me llevan al encuentro
De las cosas bellas.
Sólo tus palabras
Mueven las montañas
Y me ponen de pie
Cuando la cruz
Se me viene encima

¡Sólo tus palabras!

También tu silencio
Llena el espacio
De mi fantasía,
Cuando tengo alas
Y quiero volar.

Sólo tu presencia
Y también tu ausencia
Ponen magia en mis venas
Y no tengo miedo
Para enfrentar la vida
Como un guerrero.

Nuestras Almas

Un día el sol
Nos iluminó en una sonrisa
Y sentimos en nuestras almas
Un estado de gloria
De ardiente victoria…

Pero el sol
Se partió en mil pedazos
Y contigo se fue
Una astilla de esa luz
Y nació tu propio sol
En un mundo nuevo.

Yo tome una chispa de luz
Y formé mi propia constelación
Lleno de sueños y realidades.

Pero tu mundo y el mío
Giraron mil vueltas
En su propio eje,
Como si nunca podrían juntarse
Para encender una sola luz.

Pero el giro del tiempo
Nos puso en el mismo camino
Para encender de nuevo
Aquella dulce sonrisa
Que brillo en tus ojos.

Hoy te vi caminar
Entre las hojas del otoño
Y sentí que nuestras almas
No se distanciaron
Y pueden estallar en llamas.